Xi Jinping apuesta a la construcción integral de un país socialista moderno
Foto: Xinhua
El presidente chino enfatizó en enarbolar la bandera del socialismo con peculiaridades chinas para la construcción integral de un país socialista moderno.

El 27 de julio se celebró en Beijing una sesión de estudios con altos funcionarios de nivel provincial y ministerial, con la presencia del presidente chino, quien insistió en enarbolar la bandera del socialismo con peculiaridades chinas para la construcción de un país socialista moderno. Xi resaltó también el logro del PCCh de adaptar el marxismo al contexto chino.

A la ceremonia de apertura asistieron miembros del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PPCh, como Li Kegiang, Li Zhanshu, Wang Yang, Wang Huning, Zhao Leji y Han Zheng. Recordemos que Xi, es el secretario general del PCCh y presidente de la Comisión Militar Central.

Xi subrayó la importancia del próximo XX Congreso Nacional del PCCh, que será clave para la revitalización nacional. En esta línea, el objetivo de llevar una nueva expedición para la construcción integral de un país socialista moderno -añadió el presidente- será a través de la planificación de objetivos, tareas y políticas que se establecerán en dicho Congreso.

En una coyuntura geopolítica con cambios acelerados, contradicciones y problemas complejos, también fue anunciada la tarea fundamental de gestionar en función de los intereses nacionales de “una sola China”. Así, como presidente del Comité Central y conductor del Partido, Xi hizo un llamado al Ejército y al pueblo chino para enfrentar la compleja situación internacional, manteniendo los objetivos del socialismo con peculiaridades chinas y adoptándolos a los desafíos de la nueva era.

Por otro lado, también habló sobre el fortalecimiento del Partido, con un liderazgo centralizado y unificado que brindo grandes resultados: una sociedad con altos niveles de desarrollo y calidad de vida, con reformas rápidas para avanzar contra la pobreza y la contaminación ambiental.

Además -mencionó Xi- se alcanzó un progreso en el desarrollo de la democracia popular junto con una cultura socialista avanzada.

Respecto a los avances en materia de seguridad nacional, se destacaron las grandes inversiones en modernización militar con el objetivo de mantener la paz y la estabilidad social en general, específicamente en el estrecho de Taiwán. Resta conocer qué es lo que va a suceder luego de la provocadora visita de Pelosi a Taiwán.

Otro de los ejes estuvo vinculado a los logros del país asiático para proteger la salud y la seguridad de las personas en el contexto pandémico de COVID-19. En este sentido, el presidente destacó el compromiso de China para proteger a las personas en clave belicista: la sociedad libró una guerra popular sin cuartel para contener la propagación del virus. Esto también estuvo acompañado del desarrollo de las TIC para monitorear y controlar con datos precisos el desarrollo de la enfermedad en la población, y la geolocalización de los casos con el objetivo de no esparcir el virus.

El flamante conductor revindicó la historia del Partido, a través de los procesos de reforma y apertura, bajo la conducción de un socialismo estatalista que mejoró las condiciones de la nación china. De todas formas- según Xi- el socialismo necesita determinación, con una gran lucha que se adapte a las características contemporáneas.

El objetivo de la revitalización, necesita profundizar los esfuerzos conseguidos por el PPCh y el pueblo, siendo la disciplina un valor central para la cultura del Partido y de la sociedad china en pos del desarrollo nacional.

Además, mencionó Xi, es central tener como base la adaptación de los principios del marxismo a las realidades específicas de China y su cultura tradicional. Este proceso de actualización de la teoría marxista, va en conjunto con una modernización socialista que se ajuste a los desafíos de la coyuntura política y económica actual.

Así, anunció que en el XX Nacional del PCCh se establecerá un plan estratégico de dos etapas para el impulso de China en la construcción integral de un país socialista moderno. Además, se establecerán planes quinquenales y misiones estratégicas para los próximos cinco años.